ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE LA SEGUNDA UNIDAD
ENTREGA MÁXIMA en 5 días hábiles

Rudolph y el Trineo de Navidad

Rudolph y el Trineo de Navidad
diciembre 10, 2017 admin
In sacos de navidad personalizados

Otra figura de Navidad que también se ha hecho hueco entre nosotros: el famoso reno Rodolfo, más conocido como Rudolph. Ya no hay Navidad que no nos acompañe liderando el trineo con sacos de regalos de Papa Noel. Hace de Guía del trineo iluminando el camino en la noche en la que Papa Noel lleva regalos a los niños en sus grandes sacos de regalos que rebosan de juguetes. ¿Cómo hace de guía durante el camino? Pues gracias a su nariz que se ilumina con un brillante color rojo.

Sobre este personaje encontramos dos historias:

La primera historia que nos encontramos no es muy antigua y tampoco demasiado romántica :(. En principio la historia data de los años 40 y es resultado de la invención de un redactor, que trabajaba en unos grandes almacenes en Estados Unidos. Llegaban épocas de regalos para niños y trabajó en un cuento de Navidad para los más peques. Fue entonces cuando creó este entrañable personaje. Dado el éxito que tuvo entre los más pequeños, decidieron editarlo en formato libro y lo pusieron a la venta como un Cuento de Navidad.

La segunda historia, que podría ser más “cuento de Navidad” que otra cosa, trata de un joven reno que siempre había sido tratado “diferente”, además de estar un poco discriminado por su manada. ¿Porqué? tenía una nariz roja que emitía luz propia. Fue como un hechizo que le hizo una hada. Pero un día, el de Navidad, se desató una fuerte tormenta de nieve, que impedía que el trineo lleno de sacos de regalos de Papá Noel pudiera repartirlos . Así fue como Papá Noel conoció a Rudolph y le puso al frente de los demás renos para que les pudiera guiar a través de la luz de su nariz. Así, pasó a ser el reno más respetado y admirado de su manada. Se convirtió en el héroe que en Navidad hizo posible que se repartieran sacos y sacos de regalos a los niños.

A nosotros, a sabiendas de que es muy mágica y fantasiosa historia, nos encanta mucho más la segunda historia. Ésta sí que es más romántica. Además, tiene hasta conclusión: cómo podemos destacar de manera positiva esas características nuestras que nos hacen diferentes, a veces incluso raros. De nosotros depende darle la vuelta y sacarle partido.